Don Mandantonio

Juan Antonio Ríos  

 

El día 10 de noviembre asume la vicepresidencia de la República el radical Jerónimo Méndez en reemplazo del enfermo Presidente Aguirre Cerda. En 1942 se inician las campañas para elegir candidatos a la presidencia de la República. El Partido Radical realiza una elección interna a la que se presentan Gabriel González Videla y Juan Antonio Ríos. González había luchado en el pasado para formar el Frente Popular y era un hombre muy vinculado al Partido Comunista, pero durante el gobierno de Pedro Aguirre Cerda era el embajador de Chile en Francia por lo que desconocía la realidad de nuestro país pero no la de Europa. Juan Antonio Ríos era un antiguo ibañista originario de Concepción y dirigente radical, llegando a ser Presidente del partido en la época de Ibáñez, personaje del que fue un activo colaborador.

 

A causa de esta afinidad con Ibáñez es expulsado del partido una vez que cae el régimen ibañista. En 1936 es reincorporado al partido gracias a la gran cantidad de amigos que tenía en el radicalismo, además de tener afinidad para unirse al Frente Popular a pesar de ser anticomunista. En 1938 se presenta a las elecciones internas del P.R. con miras a las próximas elecciones presidenciales, siendo vencido en la ocasión por Pedro Aguirre Cerda, candidato del Frente Popular y futuro presidente de Chile. El año 1942 ganó las elecciones internas frente a Gabriel González por un estrecho margen, transformándose en el candidato presidencial del Partido Radical.

 

Otro de los candidatos que quería competir por el sillón presidencial era Carlos Ibáñez, que declaraba estar por sobre los partidos pese a encontrar el apoyo de los partidos de derecha, principalmente del Partido Conservador. Este hecho constituye una paradoja ya que Ibáñez siempre tuvo un discurso anti-oligárquico, pero en la época no fue tan extraño ya que la propuesta de Ibáñez era de orden, estabilidad y anticomunista.

 

La elección presidencial se realiza en febrero de 1942 triunfando Juan Antonio Ríos con el 55,5% de los votos, apoyado por radicales, comunistas (que querían romper con el Eje y acercarse a Estados Unidos para defender el comunismo), socialistas y liberales alessandristas (sector del liberalismo escindido del Partido producto de las maniobras de Alessandri para ir en contra de la candidatura de Ibáñez), todos ellos formando la llamada “Alianza Democrática”.

 

El primer gabinete, de “Unidad Nacional”, estaba compuesto por 5 radicales, 3 socialistas, 2 liberales y 2 demócratas, lo que refleja que su gobierno estaba más inclinado hacia la centro-derecha.

 

El gobierno de Ríos se encontró muy condicionado por el escenario internacional de guerra en Europa y por la especial situación interna. En el orden interno, al estar parte de la oposición representada en el gobierno a través del Partido Liberal, el Partido Conservador no intentará nada en contra del gobierno, además, el Partido Comunista también estará tranquilo y sin inquietar al gobierno debido a que su estrategia privilegia romper relaciones con el Eje y defender a la Unión Soviética.

 

En materia externa, el rompimiento de relaciones con el Eje determinará una serie de sucesos de orden más bien político en nuestro país.

 

Octubre de 1942 marcó la formación de un nuevo gabinete compuesto por radicales, socialistas, demócratas e independientes, que colapsó debido a la negativa presidencial de romper relaciones con el Eje. Además, a comienzos de 1943 los socialistas se retiran del gobierno debido a que consideraban muy conservadora la política del Presidente; también durante este año, específicamente en febrero de 1943 Chile rompe relaciones con el Eje. En junio de ese mismo año se forma un nuevo gabinete de tipo “administrativo”, no partidista, que es sustituido tres meses después por una combinación radical-liberal-independiente.

 

En 1944 el Partido Radical le exige al Presidente que expulse a los liberales del gobierno y que forme un gabinete compuesto por figuras del radicalismo o de la antigua “Alianza Democrática”. Tal como lo hiciera Pedro Aguirre Cerda, Ríos (Don Mandantonio) se negó a aceptar las decisiones del partido, razón por la cual el P.R. expulsa de sus filas a todos los Ministros que trabajaban con Ríos quitándoles el pase (autorización partidaria para trabajar en el gobierno).

 

El mes de octubre de 1944 se forma un nuevo gabinete de administración, con ausencia de miembros del liberalismo y compuesto por amigos del Presidente que no son políticos.

 

El año 1945 se realizan elecciones parlamentarias en las cuales el Partido Liberal y Conservador, grandes críticos del gobierno, obtienen el 41% de los votos lo que les permitió ganar el Senado y obtener una buena representación en la Cámara Baja. En esta misma elección los radicales sufrieron un pequeño traspié, no tan grande como la caída que tuvieron las votaciones para socialistas y comunistas. La caída del oficialismo se explica por los problemas políticos del gobierno y por las grandes expectativas que generó y que no se estaban cumpliendo.

 

La forma en la cual el gobierno reacciona frente a la caída en las parlamentarias fue a través de un nuevo gabinete formado en mayo de 1945, que estaba compuesto por radicales, democráticos, falangistas y socialistas auténticos (facción del socialismo seguidora de Maramaduke Grove). 1945 marca el año en que Chile le declara la guerra a Japón días antes de lanzarse la bomba atómica, declaración de guerra casi simbólica que se hizo debido a que los países aliados iban a formar una organización internacional en la que serían incluidos sólo los países a favor de los aliados, por lo que si Chile no cambiaba de parecer no pertenecería a dicha organización (O.N.U.) con el consiguiente costo político que eso significaría.

 

En octubre de 1945 Juan Antonio Ríos vuelve al país luego de finalizar su viaje a Estados Unidos, enfrentándose con la Derecha debido a una acusación constitucional hecha por este sector en contra del Contralor General de la República. Ríos responde llamando al gobierno al P.S. y al P.C., justo cuando debió ausentarse por segunda vez de su cargo por problemas de salud (la primera vez que lo hizo fue a fines de 1944).

 

El 28 de enero de 1946 y estando como Ministro del Interior Alfredo Duhalde (personaje que no era ninguna amenaza para los posibles candidatos presidenciales del P.R.) se lleva a cabo una huelga salitrera. En Santiago, se realiza una concentración de apoyo a la huelga encabezada por el P.C. que finaliza con enfrentamientos entre los manifestantes y carabineros muriendo 6 personas, entre ellas, la dirigente poblacional del P.C. Ramona Parra. La muerte de estas personas a causa de los excesos de la policía hizo que el Ministro de Obras Públicas Eduardo Frei (Falangista), los Ministros radicales, democráticos y socialistas auténticos que estaban en el gobierno renunciaran a modo de protesta. De esta manera, Duhalde debió enfrentar la crisis incorporando al gobierno a dos uniformados y tres socialistas del P.S. chileno, esta última medida una hábil maniobra ya que el presidente de este partido, Bernardo Ibáñez, era anticomunista, lo que significaría utilizar su influencia en los círculos obreros para impedir las movilizaciones de protesta convocadas por el P.C.

 

Teniendo como telón de fondo esta serie de problemas internos, fallece el 27 de junio de 1946 el Presidente Juan Antonio Ríos.

 

A modo de conclusión podemos señalar que algunas obras del gobierno de Ríos fueron poner en marcha la construcción de la primera fábrica de acero del país (CAP), organizar y administrar para el Estado las reservas de petróleo a través de la ENAP y la construcción de la Ciudad del Niño, institución dedicada a la acogida y cuidado de los niños huérfanos.

 

(Material preparado a partir de la Historia de Chile, 1891-1073, Vol. 5, De la República Socialista al Frente Popular (Editorial Zig-Zag), de Gonzalo Vial y la Historia de Chile 1808-1994 (Editorial Cambridge), de Simon Collier).